5 Consejos para Detener el Diálogo Interno Negativo Para Siempre

Los investigadores estiman que pensamos entre 50,000 y 70,000 pensamientos por día, y que alrededor del 80% de esos pensamientos son negativos.

¡Esa es una cantidad loca de autodisciplina negativa!

¿Qué es el diálogo interno negativo?

Pasamos tanto tiempo diciéndonos que no somos lo suficientemente buenos, lo suficientemente inteligentes, lo suficientemente talentosos o lo suficientemente delgados.

Nos decimos a nosotros mismos que no merecemos las cosas que queremos.

O que las cosas que queremos tener o experimentar nunca sucederán, e incluso si lo hacen, serán decepcionantes.

Nuestro diálogo interno negativo nos afecta de una manera muy poderosa.

Como Detener el Diálogo Interno Negativo
Como Acabar con el Diálogo Interno Negativo

Si pensamos que algo es posible, es más probable que hagamos el esfuerzo de lograrlo. Si pensamos que es imposible, ni siquiera nos molestaremos en intentarlo.

Si pensamos que somos una buena persona que merece vivir una vida que amamos, crearemos esa vida. Pero, si pensamos que no merecemos o no somos lo suficientemente capaces, sabotearemos nuestros propios esfuerzos sin siquiera darnos cuenta.

Los estudios demuestran que tus pensamientos también tienen un impacto físico en tu cuerpo. Tome pruebas de polígrafo (por lo general, llamadas pruebas de detección de mentiras), por ejemplo.

Demuestran cómo sus pensamientos influyen directamente en su presión arterial, tensión muscular, temperatura, frecuencia respiratoria, frecuencia cardíaca e incluso la cantidad de sudor en las manos. ¡Esas son algunas reacciones físicas bastante significativas a nuestros pensamientos!

Efectos del diálogo interno negativo

Cuando experimenta los efectos de los pensamientos negativos, como los pensamientos que crean los estados emocionales de miedo, ira, ansiedad, culpa, vergüenza o arrepentimiento:

  • Los músculos de tu cuerpo en realidad se debilitan.
  • Sus niveles de estrés aumentan.
  • Experimenta cambios en su bioquímica y niveles hormonales, e incluso puede sufrir problemas gastrointestinales o digestivos, entre otros síntomas físicos.

Los estudios también muestran que las personas negativas tienden a estar más deprimidas y generalmente están menos satisfechas con la vida.

En contraste, cuando experimenta pensamientos positivos, inunda su cerebro con endorfinas, lo que lo ayuda a relajarse para estar más alerta y centrado.

No solo eso, el pensamiento positivo aumenta su experiencia de placer mientras reduce el dolor físico.

Y como resultado, es mucho más probable que se sienta confiado, optimista y motivado para hacer lo que sea necesario para alcanzar sus metas.

Cómo detener el diálogo interno negativo

Pero para algunas personas, cambiar sus pensamientos negativos a positivos es más fácil decirlo que hacerlo.

Algunas personas tienen el hábito de toda la vida de ver lo malo en todo, incluidos ellos mismos. Podrían tratar de justificar su negatividad al señalar todo lo malo que está sucediendo en el mundo y decir que están “siendo realistas”

Pero en realidad, todo lo que están haciendo es sabotearse mentalmente a sí mismos.

La buena noticia es que, en última instancia, usted tiene el control de sus pensamientos, ¡porque usted es la fuente de ellos!

Eso significa que puede aprender a elegir conscientemente reemplazar sus pensamientos negativos con pensamientos positivos que mejorarán su vida. No todos los pensamientos negativos son el resultado de que tu crítico interno se vuelva loco.

Hay otros tipos de pensamiento negativo, que si puedes aprender a identificarlos y contrarrestarlos, puedes crear una vida más feliz, más exitosa y más satisfactoria.

Ejemplos negativos de autoconversación – y cómo superarlos

Me gustaría compartir cinco de los principales tipos de pensamiento negativo, para que pueda reconocerlos cuando suceden y luego elegir conscientemente reemplazarlos por algo más positivo.

1. Pensar “siempre o nunca”

Esto es cuando te encuentras pensando en términos de siempre, nunca, cada vez, todos, nadie, etc.

Por ejemplo, pensamientos como “Nunca obtendré un aumento”, o “A nadie le importa mi persona” o “Siempre me equivoco, no importa qué”.

Este tipo de pensamiento no solo es perjudicial para su felicidad, no se basa en la realidad. No es cierto que NADIE se preocupe por ti o que NUNCA obtendrás un aumento de sueldo.

Bueno, este último podría ser cierto si nunca haces el trabajo necesario para obtener un aumento. Pero entonces tú eres el que está creando esa situación. Lo que significa que puedes cambiarlo.

No es un absoluto dado.

2. “Enfocándose en lo negativo” Pensando

Esto es cuando estás tan ocupado mirando todo lo que es malo en el mundo, no puedes ver lo bueno.

Pero la verdad es que la vida no es tan mala, como tampoco lo es todo. Es una combinación de ambos. Hay un lado positivo y un lado negativo para casi todo.

Y como puede elegir en qué se centrará, ¿por qué no elegir centrarse en lo positivo?

Le prometo que tendrá un impacto mucho mejor en su vida y su salud si lo hace.

3. Predicción catastrófica

Esto es cuando imagina el peor resultado posible en cualquier situación y se convence de su inevitabilidad, generalmente sin ningún hecho real que lo respalde.

Un buen ejemplo de esto sería que empiezas a imaginar que te van a despedir del trabajo, o que Corea del Norte enviará un misil nuclear y volará a Los Ángeles, incluso cuando no haya evidencia concreta que respalde tu predicción.

A pesar de que el peor de los casos rara vez sucede, actúas como si fuera solo una cuestión de tiempo y dejas que domine tus pensamientos y acciones.

La verdad es que nunca sabemos lo que depara el futuro, y la historia muestra que los peores escenarios rara vez ocurren. Entonces, ¿por qué preocuparse por algo que no ha sucedido todavía, y lo más probable es que nunca lo haga?

Está mucho mejor si se enfoca simplemente en lo que realmente está sucediendo en el momento actual y se enfoca en eso, como la tarea en cuestión.

4. Lectura de la mente

El cuarto tipo de pensamiento negativo es astuto. Esto es cuando te dices a ti mismo que sabes lo que otra persona está pensando, y siempre es algo malo.

¿Alguna vez te encuentras teniendo una discusión en tu cabeza con alguien?

¿Te los imaginas diciendo todo tipo de cosas terribles que te frustran o te enojan, o te lastiman y te hacen sentir avergonzado?

ESO es la lectura de la mente …

En realidad, no tienes ni idea de lo que esa persona está pensando. Pero te dices a ti mismo que lo haces y dejas que esta falsa creencia afecte negativamente tus relaciones.

Recuerda, lo más probable es que no seas psíquico. La única manera de saber realmente lo que otra persona está pensando es preguntarles y tener una conversación honesta al respecto. También es así como se forman relaciones más profundas y significativas.

5. Viaje de culpa

El viaje de culpa es cuando te concentras en todo lo malo que has hecho, todo lo que te hace sentir culpable o avergonzado, y permites que eso defina tu percepción de quién eres.

Te dices a ti mismo que eres un perdedor y una mala persona y que no mereces sentirte feliz o alcanzar el éxito que anhelas.

Y así te rindes incluso antes de empezar.

He visto a personas desperdiciar toda su vida debido a sus sentimientos de culpa por algo que hicieron hace décadas: tuvieron un aborto, perdieron un matrimonio debido a su abuso de alcohol o drogas, crearon un accidente de tráfico, soldados perdidos bajo su mando en la batalla pasaron un tiempo en la cárcel, o se convencieron a sí mismos de que la muerte o el suicidio de otra persona podrían haberse evitado si hubieran actuado de manera diferente.

La cosa es que TODOS , incluyéndome a mí, han hecho cosas de las que se arrepienten.

No debes permitir que eso te defina.

También has hecho muchas cosas realmente geniales en tu vida.

Si se enfoca en las cosas buenas y comienza a verse a sí mismo como una persona fundamentalmente buena que ha cometido algunos errores pero también es capaz de lograr grandes cosas, se abrirá una vez más a una vida de posibilidades ilimitadas.

¡Deja de hablar negativo hoy mismo!

Comienza a escuchar cómo te hablas a ti mismo, y cómo le hablas a los demás.

¿Te centras en lo negativo y asumes lo peor?

¿Te estás derribando constantemente?

¿Piensas en términos de “siempre o nunca”?

¿Asumes que sabes lo que otros piensan sin comprobarlo?

Cada vez que te encuentres pensando en un pensamiento negativo, di las palabras en silencio o en voz alta, “Cancelar-Cancelar” y luego, conscientemente, conviértelo en un pensamiento positivo.

5 Consejos para Detener el Diálogo Interno Negativo Para Siempre
5 (100%) 4 votes