Como Superar el Complejo de Inferioridad (Síntomas y Tratamiento)

293{icon} {views}

Todos se sienten tristes con ellos mismos, especialmente después de una decepción significativa o un conflicto interpersonal particularmente grave .

Esto es desagradable, pero es innegablemente normal. Sin embargo, quizás estés leyendo esto y pensando que nunca te sientes bien contigo mismo.

Si crees constantemente que careces de valor, dudas de tus habilidades y te fijas en la idea de que las otras personas son mejores que tú, entonces puedes tener un complejo de inferioridad.

Pero, ¿qué significa esto y cómo se desarrolla en primer lugar un problema como este?

Discutiremos la definición de este problema, exploraremos varios síntomas de complejos de inferioridad y luego continuaremos para abordar algunas de las estrategias más poderosas para construir una perspectiva mejor y más segura.

Si bien un complejo de inferioridad se siente realmente horrible y puede socavar su éxito en la vida, es posible ir más allá y crear una autoestima saludable y sólida que apoye las buenas relaciones, las carreras satisfactorias y la felicidad diaria.

¿Qué es Un Complejo de Inferioridad?

complejo de inferioridad
complejo de inferioridad

En pocas palabras, la definición de complejo de inferioridad es: que te fijas en tus debilidades percibidas y te comparas constantemente con los demás de una manera desfavorable. Si bien es cierto que todos tenemos fallas, si tienes un complejo de inferioridad, estas fallas serán todo lo que veas.

Los estudios sobre psicología compleja de inferioridad sugieren que esta perspectiva sobre uno mismo conduce a sentimientos generalizados de infelicidad.

Las causas de los problemas de complejos de inferioridad son variadas, pero algunas de las más frecuentes ocurren en la vida temprana. Por ejemplo, tal vez tus padres te dieron el mensaje de que no eras lo suficientemente bueno, o tal vez una experiencia de duras críticas en la escuela terminó por alojarse en tu psique. A menudo, esto se manifiesta en una serie de comportamientos de adultos, que se detallan a continuación.

Lo opuesto a complejo de inferioridad es el complejo de superioridad, que te convence de que eres mejor que todos los demás. Una perspectiva saludable ocupa un término medio, y veremos cómo cultivar un terreno intermedio en la sección final de este post.

Síntomas de el complejo de inferioridad

No hay una prueba oficial de un complejo de inferioridad, pero hay una serie de síntomas extremadamente comunes que la mayoría de los pacientes con complejos de inferioridad experimentan.

En particular, busque lo siguiente:

Sentirse sin valor

Esto se sentirá a menudo en comparación con evaluaciones positivas de otros . En lugar de ver a las personas como falibles, se centrará en sus mejores cualidades y se dará cuenta de cómo se queda corto en comparación.

Sensibilidad a la crítica

Incluso una crítica constructiva te hará sentir atacado y conducirá a sentimientos de aversión o vergüenza.

Imaginar un juicio negativo de uno mismo

Tu suposición por defecto será que a otras personas no les gustas o crees que eres valioso, sin importar lo que digan lo contrario.

Sentimientos negativos en torno a las redes sociales.

Experimentarás sentimientos de celos y melancolía cuando veas las experiencias felices de otras personas.

Sumisión.

Rara vez te defenderás (o verás), y tendrás dificultades para hacer valer tus necesidades.

Perfeccionismo

Si algo no es perfecto, crees que es un fracaso.

Tratamiento de un complejo de inferioridad

El tratamiento del complejo de inferioridad se puede realizar en terapia, en parte a través de la exploración de los orígenes de sus creencias negativas y la forma de volver a escribirlas.

Dicho esto, ¡la buena noticia es que no necesita acumular enormes facturas de terapia para hacer el trabajo aquí! Siempre hay muchas cosas efectivas que puedes hacer en casa.

Si te estás preguntando “¿Cómo puedo dejar de sentirme despreciable?”, Prueba las siguientes cinco estrategias. Observe el impacto que tienen sobre usted al principio, y trate de mantener estos nuevos hábitos para ver qué cambios promueven durante semanas y meses.

Sin embargo, mientras lo hace, tenga en cuenta si podría estar luchando con un problema de coexistencia como la depresión o la ansiedad. Si sospecha que este podría ser el caso, vale la pena hablar con su médico y tratar de implementar estas estrategias para crear un cambio positivo.

5 Maneras de Deshacerse de el Complejo de Inferioridad

Aquí abajo le mostraremos las 5 formas mas simples y efectivas para deshacerse de un complejo de inferioridad.

1. Determina con quien te sientes inferior

En lugar de detenerte al darte cuenta de que tienes un complejo de inferioridad, presiona y averigua con quién te sientes inferior en primer lugar. Sea lo más específico posible para reducir esto, y considere no solo a las personas que conoce, sino también a las celebridades e incluso a los conceptos imaginarios (por ejemplo, “la esposa perfecta” o “el asombroso hombre renacentista”).

Si le resulta difícil averiguar con quién se está comparando, considere la siguiente lista de tipos de personas que con mayor frecuencia inspiran complejos de inferioridad:

  • Personas muy atractivas físicamente
  • Gente rica con estilos de vida lujosos.
  • Personas inteligentes con titulaciones múltiples.
  • Aquellos que tienen carreras impresionantes, dinámicas.
  • Gente divertida que tiene grandes grupos sociales.

Una vez que tenga una mejor idea de los tipos de personas que lo hacen sentir inferior, intente seleccionar personas específicas en su vida que ejemplifiquen esos rasgos.

A continuación, para cada uno de estos individuos, encuentra al menos una cosa que tienes y ellos no. ¡Seguro Habrá algo!

2. Deja de preocuparte por lo que otros piensan

Desconectarse de los juicios percibidos de los demás es una de las cosas más importantes que puede hacer para destruir un complejo de inferioridad. Después de todo, la mayoría de estos complejos provienen de obsesionarse con lo que otras personas piensan de ti. A veces esto se relacionará con cosas que la gente realmente te ha dicho, y otras veces será todo lo que imagines que piensan.

Al final del día, solo importa tu opinión de ti mismo. Además, la investigación muestra que cuando nos sentimos bien con nosotros mismos, los demás se sienten mejor con nosotros mismos en respuesta.

Entonces, ¿cómo dejas de preocuparte por las opiniones de otras personas?

En primer lugar, enfócate en lo que te hace feliz. ¿Qué es lo que trae pasión, alegría y satisfacción a tu vida? Cuando dedicas tiempo a esto, gastarás mucha menos energía en preocuparte por lo que piensen los demás.

En segundo lugar, trata de recordar que los demás suelen estar demasiado preocupados con sus propias apariencias como para dedicar mucha atención a evaluarte negativamente. Al igual que “te tiene más miedo que a ti” con respecto a las fobias , a menudo las personas están tan preocupadas o inseguras como tú.

3. Construye tu confianza en ti mismo

Cuando aprendas a sentirte mejor contigo mismo, esta mayor seguridad comenzará a hacerte sentir digno (en lugar de inferior).

Hay muchas partes móviles en el proceso de construir la autoestima, pero analizaremos algunos de los principales factores:

  • Trátate mejor. Cuando haces esto, cimentas creencias subconscientes de que eres valioso y que vale la pena cuidar. ¿Hace ejercicio regularmente, come bien y duerme lo suficiente? Si no es así, trabaje para incorporar estos aspectos del cuidado personal en su vida.
    Como se mencionó anteriormente, también se sentirá mejor consigo mismo si vive una vida auténtica, haciendo lo que realmente ama . Pregúntate a ti mismo qué te impide hacerlo y haz un plan para derrotar esos obstáculos.
  • Actúa con confianza. Proyecte un sentido más profundo de la autoestima, observe cómo otros lo compran y observe el círculo de comentarios que realmente crea más confianza en usted mismo .
  • Haga una lista de las diez cosas que le gustan de usted y fíjela donde la pueda ver todos los días.

4. Hablar con uno mismo

El término “diálogo interno” se refiere a cómo te hablas a ti mismo en tu propia mente; Las palabras que usas, el tono que imaginas y los orígenes de tu crítico interno. Esta voz interna tiene un impacto enorme en cómo te ves a ti mismo y a tus acciones. Cuando es negativo, alimenta un complejo de inferioridad y un sentido de autoestima. Y cuando es positivo, te anima a que te veas digno y te ayuda a mantener la felicidad a largo plazo.

Lo que debe hacer es localizar la conversación negativa , eliminarla y reemplazarla con una conversación de autoafirmación.

Hay diferentes formas de abordarlo (algunas de las cuales forman la base de la terapia cognitiva conductual), pero una basada en la afirmación es la más fácil de hacer en casa. Intente anotar algunas de las cosas crueles y minadas que dice su voz interior, luego escriba alternativas positivas. Recitar esos afirmaciones positivas diariamente, idealmente en un espejo.

5. Rodéate de gente positiva

Por último, es vital reconocer que su complejo de inferioridad puede estar vinculado a las personas con las que pasa. Realice un inventario de su círculo social, piense en sus interacciones con los miembros de la familia y considere cómo se lleva con sus colegas.

Si identifica a personas que intentan abatirlo activamente, que no corresponden a sus comportamientos afectivos o que lo llevan a un drama innecesario, empiece a pensar en cómo puede distanciarse de estos individuos. Considera eliminar completamente a las personas tóxicas de tu vida para rodearte de positividad.

Para desarrollar una mejor autoestima y un sentido más positivo de su identidad, encuentre personas que lo desarrollen y lo apoyen. Fomente las amistades en las que la escucha recíproca, la amabilidad y la responsabilidad están presentes. Y si sientes que tu vida carece actualmente de este tipo de personas positivas, ¡hoy es el día para salir y comenzar a tratar de encontrarlas!

Considere inscribirse en nuevas clases, unirse a clubes o conectarse con personas en línea . Hay personas que están esperando para ayudarte a encontrar la mejor versión de ti mismo.