Relaciones Interpersonales: Definición, Características e Importancia

2.3k{icon} {views}

El papel de las relaciones interpersonales es fundamental en el desarrollo de una persona. Es a través de ellas que el individuo obtiene importantes refuerzos sociales del entorno y favorecen su adaptación al mismo. Por lo contrario, la carencia de estas habilidades puede provocar rechazo, aislamiento y limitar la calidad de vida.

Las relaciones incluyen la interacción social con otras personas, en un entorno familiar, laboral o en otros grupos sociales lejos del núcleo familiar, forman parte importante de la vida de la persona, sin que las implique un vínculo de confianza o intimidad. Se dice que el ser humano no podría sobrevivir sin este tipo de relaciones, ya que se encuentra en constante evolución, teniendo el instinto de aprender, conocer, experimentar y lograr su propio bienestar.

Definición

Una relación interpersonal es la interacción recíproca entre dos o más personas. En las relaciones interpersonales el proceso de comunicación es clave y fundamental y estas relaciones están reguladas por las leyes e instituciones de la interacción social.

Características de las relaciones interpersonales

En general, las relaciones interpersonales pueden ser:

  • Profundas o superficiales.
  • Amenas o conflictivas.
  • Mejor con un individuo por separado o con un grupo entero.

Estas características van a depender de los individuos que se vean involucrados y de sus destrezas sociales, muchas de las cuales se determinan por las circunstancias claves vividas en su infancia y juventud.

Tipos de relaciones interpersonales

Pueden ser muy variados los tipos de relaciones interpersonales. Los más habituales y comunes que se conocen son los siguientes:

Relaciones íntimas o afectivas

Son aquellas relaciones en las que hay una conexión profunda y de intimidad con la otra parte y en las que el afecto está presente aunque sea a diferentes niveles.

Los dos ejemplos más característicos de estas relaciones son el amor y las relaciones de amistad.  

Relaciones familiares

Son las relaciones que se forman entre las personas de nuestra familia, personas que nos acompañan desde que nacimos y con las que nos vincula nuestro árbol genealógico y tenemos un vínculo de sangre.

Relaciones superficiales

Son aquellas en las que no hay profundidad, son breves, pasajeras y cortas en el tiempo y en las que el afecto y la intimidad no están presentes y tampoco hay ninguna implicación emocional. Suelen darse en los momentos iniciales en el que se conoce a la otra persona.

Relaciones circunstanciales

Estas relaciones se dan entre personas que no son del todo desconocidas, con las que sí pasamos y compartimos tiempo de manera habitual, pero por las que no hay un apego y afecto profundo e intenso.

Relaciones de rivalidad

Se trata de vínculos negativos, que movilizan nuestras emociones en mayor o en menor medida,  principalmente por enemistad, competencia o por emociones más profundas como el odio. No se valoran como las relaciones íntimas, aunque siempre pueden cambiar de categoría, dependiendo de las circunstancias.

Comunicación y relaciones interpersonales

La comunicación es la base de todo tipo de relación interpersonal. De hecho, para que surja una relación entre dos o más personas, éstas deben poder comunicarse, incluso si es para expresar desagrado.

En ese sentido, la comunicación es una capacidad importante y determinante en el modo de establecerse en la sociedad. La comunicación es capaz de convertir vínculos superficiales o conflictivos en amistades profundas, o disolver nexos que se creían permanentes.

Tipos de comunicación interpersonal

Hay tres tipos de comunicación interpersonal:

Comunicación verbal: se realiza mediante el uso del lenguaje, tanto escrito como oral, y que depende de reglas precisas sintácticas y gramaticales.

Comunicación no verbal: ocurre sin el uso de las palabras, sino a través de canales diversificados, como mímica facial, miradas, gestos y posturas.

Comunicación paraverbal: se refiere en última instancia a la voz. Es decir, al tono, al volumen y al ritmo. También hace referencia a las pausas y en otras expresiones sonoras como el aclararse la voz o, por ejemplo, jugar con todo lo que sucede a tiro de mano.

¿Por qué son importantes las relaciones interpersonales?

Las habilidades sociales son conductas concretas, que permiten hacer sentir a las personas competentes en diferentes situaciones y escenarios así como obtener una gratificación social. Las relaciones interpersonales permiten alcanzar los objetivos necesarios para el desarrollo de una persona en la sociedad, y la mayoría de estas metas están implícitas a la hora de entablar lazos con otras personas.

Hacer nuevos amigos y mantener amistades a largo plazo, compartir experiencias y empatizar con las vivencias de los demás, defender intereses, etc. son algunos ejemplos de la importancia de estas habilidades. Ya que, por el contrario, sentirse incompetente socialmente puede conducir a la persona a una situación de aislamiento social y sufrimiento psicológico difícil de manejar.