¿Cómo Animar a una Persona Triste? (25 Formas)

5.2k{icon} {views}

La vida puede ser bastante difícil a veces y no hay nada peor que ver a un amigo o un ser querido con dolor.

Sigue uno o dos de estos sencillos consejos sobre cómo animar a alguien y hacer que el día de alguien sea mejor.

Te sentirás bien por haber hecho el esfuerzo en ayudar y la persona que está siendo animada aprenderá cuánto realmente te importa.

¿Cómo Ayudar a una Persona Triste?

Como animar a una persona triste
Como animar a una persona triste

1. Escucha

Cuando la vida se vuelve abrumadora, ayuda tener a alguien dispuesto a escuchar. A veces, una persona solo necesita desahogarse. Permita que la persona que usted conoce expulse su problema.

Esto no lo pone en la posición de resolver el problema para ellos. Hay momentos en que una solución puede presentarse simplemente al hablar con otra persona. Tu trabajo es escuchar y luego dejarlo ir.

2. Dar abrazos

Suena tan simple, es estúpido. Pero abrazar a alguien realmente alivia el estrés y puede hacer que otra persona se sienta mucho mejor. Abrazar es un gran calmante para el estrés para ambas partes y es muy útil cuando no hay palabras.

La investigación muestra que la oxitocina, una sustancia química que es un calmante natural del estrés, se libera en el cerebro cuando se abraza. Un abrazo transmite cuidado amoroso cuando las meras palabras simplemente no sirven.

3. Dales una nota o tarjeta manuscrita

Ya sea que esté cerca o lejos, una nota o tarjeta manuscrita puede ser muy significativa. Indica que está prestando atención y la persona que realmente necesita una palabra de aliento puede remitirse una y otra vez a la tarjeta. También le demostrarás a alguien que te importó lo suficiente como para tomarse el tiempo de escribir un mensaje alentador y enviarlo. Tómese unos momentos de su día para que alguien que está sufriendo sepa cuánto le importa.

4. Tener una risita

El viejo adagio, “La risa es la mejor medicina”, ciertamente se aplica aquí. Ayude a su amigo o ser querido a reírse de la situación. Después de todo, nada, ni siquiera el dolor, parafraseando a Charlie Chaplin, dura para siempre.

Use juegos de palabras, chistes o sarcasmo para ayudar a otro a sonreír una sonrisa sincera. Reírse solo hace que una persona se sienta mejor y una buena risa puede ayudar a darle un nuevo giro o perspectiva a la situación.

5. Hazles la cena

Haga clic en el enlace de arriba para encontrar alimentos que alivien el estrés. Además, hay un bono adicional para compartir comida con otra persona; les da la oportunidad de relajarse y tal vez compartir más cómodamente su problema.

Los presupuestos son comprensibles en estos días, por lo que la comida no tiene por qué ser cara. Romper el pan con alguien puede ser muy calmante, calmante y relajante. También puede ayudar a sacar a la persona de sus problemas.

6. Comparte un paseo

Caminar tiene una multitud de beneficios, entre ellos caminar es un calmante para el estrés. Dar un paseo por el vecindario puede ser lo correcto para la persona que conoce que necesita animarse.

Un paseo es gratis y tomar un poco de aire fresco es muy beneficioso. Caminar tiene una forma de calmar los nervios y servir para ayudar a alguien que está tenso a relajarse. Lo mismo para alguien que está experimentando un retroceso temporal.

7. Tener una noche de cine

Reúne algunos bocadillos favoritos y comparte una película. Haga clic en el enlace de arriba para obtener una lista de las películas que seguramente harán cosquillas en el hueso divertido. Si las lágrimas están en orden, por todos los medios, toma una caja de pañuelos y encuentra una historia triste.

A veces, las lágrimas pueden ser tan catárticas como la risa. O elige una película, como Steel Magnolias, que es una buena mezcla de comedia y drama. De cualquier manera, una película es una buena manera de ayudar a alguien que está en problemas a dejar de pensar en el problema por un tiempo.

8. Una experiencia de spa

Tener un día de spa no tiene por qué ser caro. El enlace anterior proporciona consejos para un tratamiento de día de spa de bricolaje. Un día de spa puede ser un verdadero placer para ambos. Relájese, descanse y simplemente disfrute de la compañía del otro.

Trátese a usted mismo y a un amigo o ser querido y, esencialmente, “detenga el mundo” durante una hora aproximadamente. Ambos se sentirán relajados, refrescados y simplemente mimados. Un día de spa es una excelente manera de comenzar a correr nuevamente.

9. Voluntarios juntos

Lo creas o no, ofrecerse como voluntario es un gran calmante para el estrés. La investigación ha demostrado de manera definitiva que el voluntariado ayuda a una persona a dormir mejor, a obtener una nueva perspectiva y eleva la autoestima.

Hay muchas oportunidades para echar una mano. La tutoría, los refugios para personas sin hogar o cualquier organización benéfica favorecida son lugares excelentes para comenzar. Además, tendrá el beneficio adicional de una experiencia compartida con alguien que realmente necesita el ascensor.

10. Alojar un Staycation

¿Tienes una escapada sin ir a ningún lado? Sí, de hecho es posible. Trate a su amigo o ser querido haciendo una limpieza a fondo de la casa. O prepara un almuerzo tipo picnic para los dos y visita el parque local. Si hay un parque nacional cerca, tanto mejor.

Tómate una tarde para disfrutar de las vistas de tu comunidad que de otra manera habrías dado por sentado. Explora la comunidad cercana en busca de tesoros escondidos, te puede sorprender lo que encuentres.

11. Hacer una remodelación simple

La redecoración no tiene por qué ser cara o consumir mucho tiempo. La verdadera ventaja aquí es que un proyecto simple puede traer mundos de placer y una nueva perspectiva sobre las cosas. Algo tan simple como reorganizar los muebles puede aportar un aspecto totalmente nuevo a una habitación.

Asalte la tienda de segunda mano local para platos de comida usados y cuélguelos para traer una nueva apariencia a una habitación. Compre algunos marcos económicos y enmarque la obra de arte de un niño para alegrar una habitación.

12. Hacer un poco de jardinería

Trabajar con las plantas y el suelo es relajante y un fantástico calmante para el estrés. Forma un equipo y haz algo de jardinería, para lo cual hay una serie de beneficios. Se beneficiará el medio ambiente, así como la limpieza del hogar.

El esfuerzo físico es un beneficio adicional, para ayudar a dormir mejor. Deja el teléfono dentro para desconectarte del mundo; Las llamadas no deseadas pueden distraer e incrementar el estrés.

13. Haz preguntas abiertas

A veces es útil permitir que un amigo o ser querido expanda su problema y una posible solución. Hacer preguntas abiertas para permitir un flujo de ideas. Ayuda preguntando y escuchando a cambio para aliviar el estrés.

Ayudará a la persona a través del desarrollo de un sentido de propiedad del problema y en el desarrollo de una resolución al mismo. Ambos se beneficiarán al aumentar y fortalecer las habilidades de comunicación.

14. Lluvia de ideas

Siéntese y permita que las ideas fluyan libremente al tratar de resolver la situación. Tome un pedazo de papel y anote las ideas como vienen sin juicio. La clave aquí es escribir ideas libremente .

Algunos pueden ser tontos y esa es una oportunidad absolutamente perfecta para pasar un rato riendo sobre una situación que parece abrumadora. La lluvia de ideas brinda la oportunidad de pensar acerca de un problema y sus posibles soluciones.

15. Se tonto

Tómate el tiempo para ser tonto. Pruebe el Schwarzenegger Soundboard para hacer mensajes tontos el uno para el otro. Juega un juego de charadas juntos. Ate una pierna de pantimedias viejas a un lazo del cinturón, coloque una naranja y trate de golpear una segunda naranja más allá de la línea de gol.

Si hay nieve, sigue adelante y forma un equipo para construir un muñeco de nieve tonto para que disfrute todo el vecindario. Vístelo de arriba a abajo, no importa solo divertirse un poco.

16. No simpatice, empatice

Sentir pena por alguien no ayuda. Hubo un tiempo en el que luchaste y te sentiste derrotado. Usa estos sentimientos para ponerte en sus zapatos. Sabes cómo se siente y se siente muy mal.

Comunique su disposición a escuchar, mientras evita que la persona se revolque en su error. De hecho, su experiencia puede ayudar a que la otra persona vuelva a ser feliz y productiva.

17. Llorar

Hay beneficios al permitir que la persona grite. Si bien puede parecer contraproducente, permitir que alguien aflija su decepción o pérdida a menudo conduce a mejores sentimientos. Tener un buen grito a la antigua es un maravilloso calmante para el estrés.

Las emociones negativas se liberan, dejando espacio para pensamientos y sentimientos más positivos. Se ha encontrado que derramar lágrimas para liberar más que la negatividad, también se ha demostrado que libera venenos en el cuerpo.

18. Ir de compras

La “terapia al por menor” es a veces despreciada Dar un impulso rápido haciendo una pequeña compra. La juerga no tiene por qué ser cara. Establezca un presupuesto y golpee las tiendas de segunda mano, de consignación y de ahorro.

Pasen tiempo juntos y compren algo que sea totalmente frívolo. Si el dinero es un problema, compre y devuelva el artículo más tarde. Evite comprar cualquier cosa que sea una “necesidad”. Este viaje tiene que ver con una necesidad, solo recuerde ayudar a su amigo o ser querido a no excederse en gastos.

19. Ayuda a establecer metas

Establecer metas puede ser de gran ayuda para alguien que necesita animarse. Lograr pequeños logros también puede llevar a un pensamiento más claro y a mejorar el estado de ánimo.

Los objetivos no tienen que ser complicados, sino que siguen siendo pasos simples para lograr un objetivo u objetivo establecido. Siéntese y ayude a escribir algunos objetivos alcanzables, como planificar una reunión. Cualquier cosa que pueda resultar productiva es la clave.

20. Simplemente estar allí

A veces, todo lo que puedes hacer es simplemente estar allí y eso está absolutamente bien. Escuchar y cuidar vale mucho para alguien que necesita estar animado. A veces, simplemente no hay palabras correctas en el momento que sean tranquilizadoras y no potencialmente inapropiadas.

Ser generoso con tu tiempo dice mucho acerca de cuánto realmente te importa. El tiempo es un bien importante y la persona que cuidas lo sabe.

21. Ser un amigo

Si bien puede parecer simple, ser un verdadero amigo no siempre es fácil. Escuchar y cuidar de otro requiere tiempo y energía, ambos bien gastados al invertir en otra persona.

Tu amigo vendrá y descubrirá que esto es solo un contratiempo temporal y que puedes vencer con amoroso apoyo. De hecho, eres ese apoyo amoroso. Sea un buen amigo y ayude a otro a través de escuchar con una mente y un corazón abiertos.

22. Hacer una lista de apreciación

A veces se vuelve fácil disfrutar de todo lo que va mal. Anima a alguien ayudándoles a mostrarles aquello por lo que tienen que estar agradecidos. Esto ayudará a la persona a sentirse más conectada a tierra, más conectada con el mundo que la rodea y con usted como un querido amigo.

Se ha comprobado que cultivar una actitud apreciativa reduce la depresión, aumenta la energía y reduce el insomnio. Incluso cuando la vida está en su punto más bajo, hay personas y cosas por las que estar agradecidos. Ayuda a través de hacer una lista de esas cosas.

23. Distraer, Distraer, Distraer

Pasa tiempo lejos del problema. Anima a alguien con una distracción agradable. Sacar el polvo de un juego de mesa, jugar algunas cartas o simplemente hablar de otra cosa. Esto presenta una oportunidad para relajarse y tomarse un “descanso” del problema.

Ciertamente, esto es sólo una solución temporal; en algún punto, el problema puede simplemente desaparecer o debe ser abordado. Sin embargo, esa decisión puede y probablemente debería esperar. Ahora es el momento de liberar la mente y pensar en otra cosa.

24. Aprovecha el problema

A veces, la mejor solución es ayudar a un amigo o ser querido a enfrentar el problema. En otras palabras, ¡ayuda! “Tome el toro por los cuernos” y abordar el problema. La persona que necesita animarse puede “tomar prestada” parte de su fuerza y conocimiento para encontrar una solución viable.

Un impulso hacia adelante también puede ayudar a la persona a “despegarse” y avanzar. Si bien es imposible cambiar el pasado, es completamente posible avanzar con confianza.

25. Pensar positivamente

Es fácil revolcarse en la autocompasión. Ayuda a un amigo a levantarse de ese pozo a través del poder del pensamiento positivo. Redirige la energía y el enfoque hacia avanzar, alejándote de sentimientos, pensamientos y emociones negativas inútiles.

De esta manera, proporcionará un impulso de energía positiva, lo que permitirá a la persona detener la caída hacia abajo en la depresión y, en última instancia, la pérdida de impulso. Trate de encontrar el “lado positivo” en la situación para ayudar a avanzar.